Cuando conocemos el final de la tarea, trabajamos mejor

Un buen rendimiento depende en gran medida de una adecuada gestión y organización del tiempo. Saber planificar el trabajo, aplicar buenas técnicas, estar motivado y tener confianza es esencial, por ello debemos dar información a nuestros hijos y a nosotros mismos  sobre la  importancia de mantener un horario personal que nos ayude a:

  • DEFINIR CLARAMENTE OBJETIVOS.
  • RECONOCER QUÉ ES LO QUE HAS ALCANZADO.
  • AHORRAR ENERGÍA Y EVITAR EL PÁNICO.
  • SER DECIDIDO Y REALISTA.
  • CONOCER FECHAS LÍMITES Y SER CONSTANTES.
  • TENER TIEMPO EFECTIVO PARA DESCANSOS Y HOBBIES.
  • ESTAR MOTIVADOS.

En este artículo hablaremos de los efectos que produce tener la visión del final de las tareas.

La persona que está a punto de acabar su quehacer trabaja más rápido y  mejor,  así lo han confirmado Maayan Katzir y otros científicos de la Universidad de Tel Aviv en un estudio con 64 estudiantes.  El equipo sometió a los voluntarios a una prueba que exigía un cierto rendimiento mental: consistía en varios ejercicios que se repetían por bloques. Además, debían evitar despistes por diferentes distracciones.A los participantes que obtuvieron buenos resultados se les recompensaría al término de la actividad.

Por otra parte, la mitad de los estudiantes recibía a  menudo información sobre lo avanzada que tenían la tarea y cuántos  bloques  les quedaba por resolver. El resto de estudiantes desconocía el tiempo que debían seguir trabajando.

Según constataron los investigadores, el grupo  que recibía  información sobre las actividades que les quedaban por resolver consiguieron mejores notas y trabajaron más deprisa.  Este efecto resultaba más notable hacia el final de la prueba.

Además, se tomaban menos descansos cuando sabían que terminarían los ejercicios pronto, a pesar de que se sentían igual de cansados y exhaustos  que los participantes del grupo de control.

Los autores replicaron sus hallazgos en un segundo experimento. De esta forma afirmaban que ver cercano el final de la tarea nos motiva, porque sabemos que después podremos llevar a cabo otras actividades que nos resultan más agradables.

Esta certeza nos permite, además, movilizar todas nuestras fuentes de energía para conseguir un esfuerzo final.

Por el contrario, cuando desconocemos el tiempo que debemos seguir resistiendo, tendemos a repartir las fuerzas. 

🖋️Gracias por leernos. Un cálido abrazo

 

Escribir Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *