La importancia del juego en los niños

El juego es algo totalmente natural y necesario en los niños.  Pareciese que cuando el niño está jugando no está aprendiendo nada y en la mayoría de las ocasiones está aprendiendo todo. A través del juego espontáneo y mediante desafíos ajustados, estimulamos las capacidades emocionales:

  • Regulación e interés por el mundo.
  • Vinculación.
  • Comunicación simple de ida y vuelta.
  • Comunicación gestual compleja.
  • Ideas emocionales.
  • Pensamiento lógico.

 

JUEGA CON TU HIJO/A

El juego entre padres e hijos aporta multitud de beneficios. A través del juego, tendrás la oportunidad de convertirte en espectador del mundo interno del niño, estos momentos serán  muy valorados por el pequeño y los asociará como una emoción positiva (Stern, 1993), mejora el apego y vínculo (Stern, 1985), facilitará el progreso en el lenguaje (Tamis-LeMonda, Bornstein y Wilson, 2003), un aumento en el CI (Levenstein y O’Hara, 1993), mayor conocimiento de las emociones (Lindsey, 1998) y mejoramiento en las competencias sociales  (Vandell, Ramanan y Lederberg, 1991).

Facilita la atención sostenida, resolución de problemas y eleva su sensación de dominio en habilidades y autoeficacia (Grolnick, Frodi y Bridges, 1984)

 

PRINCIPIOS Y ESTRATEGIAS  EFECTIVAS PARA JUGAR CON TU HIJO /A

Será importante tener al alcance estrategias y principios efectivos para cada situación y para cada etapa evolutiva de tu hijo, que faciliten encuentros positivos, cargados de afecto, emoción y motivación. De esta manera potenciaremos los aprendizajes sólidos gracias a la cantidad de conexiones neuronales que originan.

Principios:

  • Llevar a cabo varias sesiones de juego diario.
  • Seguir la iniciativa o intereses del niño, sintonizar con él.
  • Construir sobre sus intereses.
  • Construir siempre desde las primeras capacidades hacia las posteriores.
  • Dar rienda suelta a la creatividad y disfrutar.
  • Ayudarle a usar sus propias emociones, deseos e intenciones para guiar su conducta.
  • Utilizar un lenguaje apreciativo.
  • Modula la voz, no la eleves demasiado.

 

Estrategias: 

  • Imitar, deshacer, obstruir de forma placentera el juego.
  • Uso del afecto para captar su atención e interés: expresiones faciales, gestos corporales, expresiones verbales.
  • Movernos de tal manera que pueda seguir y anticiparse a nuestras intenciones.
  • Crear propuestas motivadoras.
  • Unirnos al juego.

 

¿QUE MATERIALES PODRÍA UTILIZAR? 

Puedes utilizar multitud de materiales, lo ideal es que cuentes con un buen repertorio y estos sean adecuados para el juego que vais a desarrollar, materiales para pintar, títeres (a los niños les encantan), cuentos, muñecos y otros recursos como los que a continuación sugerimos:

  • Marionetas, dan muy buenos resultados, por ejemplo de perritos para niños que tienen fobia a los perros, también cocodrilos o tiburones funcionan con niños que muerden y no comprenden bien lo que significa la agresividad, tortugas para niños que presentan ansiedad o son muy tímidos.
  • Juegos de mesa, siempre adaptados a su momento madurativo, en caso contrario produciremos un efecto contrario y podemos generar falta de motivación, incluso frustración.
  • Las figuras de familias a nosotros nos encantan: madre, padre, niño, niña, bebé, abuelitos.
  • Papeles de construcción de distintos colores, grosores, texturas…
  • Rotuladores, ceras, acuarelas…
  • Casa de muñecas, con baño (para niños con dificultades en el control de esfínteres o les da miedo bañarse) y cama (para los que tienen problemas de sueño).
  • Libros, los libros son maravillosos, intenta que sean de diversidad de temas, por ejemplo, emociones, fantasía, que hablen de la familia, de la escuela, de hermanos…
  • Carritos, cocinitas, coches.
  • Telas, lanas.
  • Arcilla, plastilina, Play-Doh, arena cinética.
  • Disponer de una pizarra, esto nunca falla.
  • Calcomanías, pegatinas, gomet.
  • Dibujos que colorear,  e incluso cuando ya son más mayorcitos dibujos que presenten nubecitas a modo de dialogo donde ellos puedan escribir lo que creen que piensan los personajes.
  • Juegos musicales y psicomotrices. Canciones de imitación, pelota, bolos, hacer un circuito con cosas que dispongáis por casa.

Evidentemente existen cientos de ideas referente a este tema de los materiales, pero os dejamos unas pinceladas que esperamos os sean útiles.

 

Te animamos a potenciar el juego con tus  hijos, tal vez requiere de cierta habilidad por tu parte y una sensibilidad que seguro que tienes, así como un poco de creatividad y flexibilidad. Es importante que te adaptes tú al niño para que realmente los momentos sean eficaces y favorecedores, prepares un buen espacio físico y mucho amor. ❤️

 

“La enseñanza que deja huella no es la que se hace de cabeza a cabeza, sino de corazón a corazón”.

 

🖋️ Gracias por leernos. Un cálido abrazo.

All comments (1)

Escribir Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *