Docencia por Vocación

«UN NIÑO ES UN PRÉSTAMO QUE DIOS ENCOMIENDA A SUS PADRES, SU CORAZÓN PURO ES UNA PIEDRA PRECIOSA EN BRUTO, LIBRE DE FORMA O TALLA, QUE PODRÁ SER ESCULPIDA DE MUCHAS MANERAS Y QUE ESTARÁ LISTA SEGÚN SEA LA DIRECCIÓN QUE RECIBA DE LOS DEMÁS». (AL-GHAZALI 1111). 🌸

Profesor, docente o maestro, es la persona que forma y ayuda al alumno a sacar lo mejor que lleva dentro. La vocación es algo intrínseco que no debe ser impuesto, pero últimamente parece que se tratase de un vocablo viejo y casi en desuso. 

El docente debe ser un profesional que crea en el ser humano y en sus posibilidades. Tiene que saber que cuenta con una gran misión, un destino que merece la pena. Es así como la vocación llega a tirar de nosotros y se nos impone de modo imperativo. Esto ilusiona, enamora, suscita en nosotros lo que se ha llamado el “eros pedagógico”. 

Esta vocación hace que nos superemos a nosotros mismos y a los muchos obstáculos que surgen trabajando en pro del alumno y sus necesidades, porque los maestros actuales tienen que saber que en sus clases hay y habrá cada vez más niños que aprenden de otra forma, pero que pueden hacerlo porque tienen capacidades. Hay maestros que se están dejando la piel por estos alumnos y es gracias a su voluntad y a su vocación que estos alumnos están llegando lejos. 

Muchos profesores exigen a los alumnos que aprendan y que aprendan en masa, pero ¿son ellos capaces de aprender a ser buenos pedagogos? ¿Son capaces de comprometerse durante toda su vida profesional con una tensión de mejora, de auto-perfeccionamiento, de búsqueda, de investigación, de reflexión y de estudio que le posibilite a ser un buen docente?

Algunos profesores parece ser que no saben que el alumno es el protagonista de su aprendizaje, los alumnos al igual que tienen sus necesidades alimenticias, también tienen unas NECESIDADES EDUCATIVAS PERSONALES y tienen que tenerse en cuenta. 

«Enseñar depende proporcionalmente más de lo que una persona ponga de sí misma que de lo que se le ofrece a nivel de los recursos». 

 

Escribir Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *